* Liposucción

La liposucción permite el modelado del contorno corporal a través de la remoción de tejido graso  localizado que es reticente de disminuir con actividad física. No es un método de descenso de peso. El descenso de peso se consigue con actividad física y una dieta equilibrada.

Abdominoplastia
Es frecuente que luego de los embarazos se produzca un “abombamiento” del abdomen que se debe a la separación de los músculos rectos abdominales (se denomina diastasis). A su vez la piel se encuentra distendida y flácida. Algo similar se presenta cuando se produce un descenso de peso importante en donde la piel no se adapta al contorno del cuerpo y cae como un pliegue. La abdominoplastia permite corregir la separación de los músculos y extraer la piel excedente del abdomen corrigiendo de esta forma la flacidez y contorno corporal.

Lifting de brazos y muslos
Tanto el paso del tiempo como la pérdida de peso hacen que la piel pierda su capacidad de retracción. Esto produce la característica del “brazo colgante”. Esta cirugía permite corregir la circunferencia del brazo removiendo el excedente cutáneo.

Aumento glúteo
En los últimos años hubo un cambio en los conceptos de belleza en la sociedad.  Actualmente, los glúteos se convirtieron en signo de atracción y belleza prefiriéndose aquellos más voluminosos por ser considerados más atractivos que aquellos delgados y estilizados. Esto se evidencia con un incremento en la demanda de aumento del volumen glúteo. El procedimiento para aumentar el volumen de ellos se puede realizar de varias formas: a través de la colocación de prótesis, con tejidos propios como la grasa (consiste en la extracción de grasa de diferentes áreas, la cual es procesada e inyectada en los glúteos) o utilizando productos como el ácido hialurónico.