* Rinoplastia
La nariz ocupa el lugar más prominente de la cara y define la característica principal de nuestro rostro. Una nariz estéticamente agradable tiene una transición suave y natural desde los ojos hasta los labios y se encuentra en proporción con la contextura de la persona. Las deformaciones nasales llaman la atención y alteran la armonía del rostro.  A través de esta técnica quirúrgica se logra cambiar la forma, el tamaño y/o el ancho de la nariz. También se pueden corregir alteraciones funcionales debido a deformidades del tabique nasal, de los huesos propios nasales o punta nasal.

* Lifting
El paso del tiempo produce múltiples alteraciones en nuestro rostro. La piel va perdiendo su capacidad elástica de retracción, se presentan modificaciones en nuestros huesos con menor masa ósea y menor volumen óseo, y los depósitos grasos naturales van perdiendo sostén y comienzan a caer. Esto lleva a la aparición de la papada y la caída de las mejillas. El lifting permite reposicionar los tejidos en su ubicación correcta y remover el excedente cutáneo que se ha distendido con el paso del tiempo. A su vez se puede complementar con otras técnicas para optimizar el resultado.

* Blefaroplastia
El excedente de piel del parpado superior asociado con la aparición de las bolsas adiposas dan un aspecto de cansancio en la mirada.  A veces es tan importante el exceso de piel que dificulta la vista. La Blefaroplastia permite dar un aspecto jovial, con una mirada despejada y relajada.

* Mentoplastia o genioplastia
El perfil no armónico o desproporcionado debido a la falta de proyección del mentón, o por el contrario un mentón prominente genera un desbalance en el contorno del rostro. Esto se puede corregir a través de un implante o movilizado el propio hueso.

* Implantes faciales
Hay una gran variedad de sustancias que se utilizan para restaurar o dar volumen a las diferentes partes del rostro. Dependiendo del producto utilizado, varía su durabilidad o permanencia en el tiempo. La versatilidad de los implantes nos permiten corregir arrugas, rellenar zonas como pómulos, mentón, surcos, dar volumen al labio y/o realizar correcciones del dorso nasal sin cirugía (rinomodelación)

* Auriculoplastia
Se presentan una gran variedad de deformaciones del pabellón y lóbulo auricular que pueden ser de origen traumático o congénito. La auriculoplastia permite modelar el cartílago auricular corrigiendo la forma y el tamaño del pabellón en una proporción adecuada al rostro de la persona.