El perfil no armónico o desproporcionado debido a la falta de proyección del mentón, o por el contrario un mentón prominente genera un desbalance en el contorno del rostro. Esto se puede corregir a través de un implante o movilizado el propio hueso.