La disminución del tamaño mamario y la relajación de los tejidos por  el paso del tiempo así como el peso de las mamas grandes producen que la mama pierda su ubicación correcta en el tórax y se encuentre en una posición más baja. El levantamiento mamario permite reubicar la mama en su posición correcta y restituir una forma más armónica de la misma.