Las mamas grandes producen  diferentes trastornos en la vida de estas pacientes provocando diversas molestias como dolor de espalda, limitación de la actividad física o irritación en la región inframamaria e intermamaria hasta infecciones. La reducción mamaria permite disminuir el volumen mamario mejorando la calidad de vida de las pacientes.