Ya hace varios años la depilación ha dejado de ser algo exclusivo de las mujeres. Los deportistas (ciclistas, nadadores, futbolistas, etc) fueron los primeros en utilizar distintas formas de depilación. Actualmente los varones prefieren recurrir a este modo de eliminación permanente del vello para evitar los rasurados reiterados u otras formas de eliminación del pelo como la depilación con cera o IPL (Luz Intensa Pulsada).

La depilación definitiva utiliza la tecnología láser de Diodo para eliminar el pelo en su etapa de crecimiento. Los avances tecnológicos permiten que este procedimiento sea seguro, efectivo e indoloro para la mayoría de los pacientes y para todo tipo de piel.

A medida que progresan las sesiones, el vello crece más fino y con menor densidad. Habitualmente se requieren entre 6 a 8 sesiones, dependiendo de la cantidad de vello y su color, para lograr los resultados deseados. En algunas personas pueden ser necesarias 1 o 2 sesiones anuales para mantenimiento. El tiempo ideal entre sesiones es de entre 30 a 40 días.

La depilación láser es un procedimiento médico y debe ser realizado por profesionales capacitados. El Dr. Sturletti recomienda que no dejes tu salud en manos de técnicos o personas no idóneas.